• El Instituto

SOBRE LAS PASO DE 2019 EN ARGENTINA

Alexandre Arns Gonzales*




foto: internet

En el último domingo, 11 de Agosto de 2019, fueron realizadas las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO), cuando los electores y electoras argentinos eligen cuál son los partidos políticos que están habilitados a disputar las elecciones oficiales en Octubre del mismo año. Las PASO, creadas por medio de la sanción de la Ley de Democratización de la Representación Política, La Transparencia y La Equidad Electoral, de número 26.57, en Diciembre de 2009, son definidas como “primarias” porque sirven para elegir antes de cuales candidatos ocuparán los cargos en el Poder Ejecutivo y Legislativo, quien puede presentarse como candidato para la disputa electoral; ellas son definidas como “abiertas” porque involucran todo el universo de electores y electoras habilitadas a votar en el país, no solo las personas afiliadas a los partidos políticos; son “simultáneas” porque ocurren en la misma fecha y para todos los cargos; por fin, son “obligatorias” porque todos aquellos ciudadanos, afiliados o no a algún partido político, que, segundo la legislación Argentina, tengan edad para votar, deben ir votar en los precandidatos.


Estarán habilitados a disputar las elecciones generales aquellos partidos y candidaturas que obtengan 1,5% de los votos emitidos – en el caso de la candidatura para la Presidência de la Nación Argentina, tiene que ser el 1,5% de los votos válidamente emitidos en todo territorio nacional; en el caso de las candidaturas para parlamentares, como diputados y senadores, son 1,5% de los votos válidamente emitidos en sus respectivos distritos. Las PASO, al fin, actúan como una barrera para las agrupaciones políticas con menos expresión institucional en el país y, además, permiten organizar coaliciones partidarias más competitivas para las elecciones generales[2].


En las elecciones generales de 2015, en Argentina, la coalición denominada Cambiemos, integrada por la Unión Cívica Radical (UCR), Propuesta Republicana (PRO) y la Coalición Cívica (CC), eligió a Mauricio Macri, del PRO, como Presidente de la Nación, derrotando el candidato a sucesión del gobierno de Cristina Fernández Kirchner, Daniel Scioli, del Frente para la Victoria[3]. Por eso, las elecciones generales de 2019, que ocurrirán en los días 27 de octubre y, en eventual segunda vuelta, 24 de noviembre, son la oportunidad para que, Cambiemos reelija su proyecto de gobierno, o el Partido Justicialista vuelva a ocupar la Presidencia de la Nación.


Las PASO también tienen el rol de servir como un termómetro de las fuerzas políticas con condiciones materiales para disputar los cargos electivos en las elecciones generales. En las PASO de este año, todavía, había cierta incertidumbre sobre qué escenario las primarias presentarían en el cierre de votación a medida que el país enfrenta dificultades económicas, pero la figura de Mauricio Macri mantiene cierto apoyo por parte del electorado, similar a Cristina F. Kirchner, quien se presenta a la disputa, como Vicepresidenta en la fórmula electoral del candidato presidencial Alberto Fernández. Entonces, este año, Mauricio Macri compite en la coalición, Juntos por el Cambio, contra la Frente de Todos, una coalición mayor que la del 2015 de los partidos de oposición, cuyos candidatos son Alberto Fernández y Cristina F. Kirchner.


Para sectores del gobierno, había la expectativa de que Mauricio Macri saliera en la segunda posición, en las PASO, con una diferencia cercana de la de Alberto y Cristina [4]. La expectativa era un escenario similar a las PASO de 2015, cuando el Cambiemos fue la segunda coalición más votada, obteniendo, aproximadamente, 30% de los votos válidos, contra la Frente para la Victoria, que obtuvo 38,6%. Pero, durante la disputa de las elecciones generales, Cambiemos dio vuelta en el resultado, logrando en la primera vuelta del 25 de octubre de 2015, 34,15% y, en la segunda vuelta 51,34%, derrotando la Frente para la Victoria que obtuvo, respectivamente, 37% y 48% de los votos.


Sin embargo, los resultados presentados en el 2019 muestran un escenario distinto del que se percibió en el 2015. Con la divulgación de los resultados oficiales de los votos en las primarias, a las 22:30 del 11 de Agosto, Frente de Todos obtuvo 47% de los votos válidos y Juntos por el Cambio 32% de los votos válidos. Esto consiste en una distinción de más de 15% porcentuales entre ellos, siendo que la segunda vuelta ocurre en caso de que el ganador de la primera vuelta no alcance 45% de los votos válidos o, superando el 40% de los votos, no tenga una diferencia de 10% con relación al segundo colocado.





* Doctorando en Ciencia Política por la Universidad de Brasília (UnB), miembro del grupo de investigación Repensando las Relaciones Sociedad y Estado, becário CAPES/INCT - Instituto de la Democracia.


[2] Sobre el argumento de que las PASO permiten la formación de coaliciones partidarias más competitivas, ver columna escrita por Carolina Tchintian y María Page investigadoras del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC), em: <https://www.telam.com.ar/notas/201906/371337-las-paso-no-son-el-problema.html>

[3] La Frente para la Victoria fue una coalición que congregaba el Partido Justicialista, Política Abierta para la Integridad Social (PAIS), Frente Grande, Partido de la Victoria, Nueva Dirigencia y Partido Nacionalista Constitucional.

[4] Para leer un balance sobre la dimensión del desafio que Cambiemos tiene para las eleciones generales, ver texto de Gisela Brito y Amílcar Salas Oroño del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG), en: <https://www.celag.org/el-hundimiento-electoral-de-macri/>

Instituto de la Democracia en America Latina

+55 (31) 3409-5004

institutodademocracia@insitutodademocracia.org

  • Ícone branco do Facebook
  • Ícone branco do Twitter
  • Branca ícone do YouTube